Una temática diferente en materia de automovilismo…

TOYOTA y el TERRORISMO

TOYOTA y el TERRORISMO

Oct 12, 2015

TOYOTAS en las manos del enemigo más sanguinario…
Por Juan Carlos Maimone

Si bien es conocido por muchos que nuestra línea periodística poco tiene que ver con la política, no es menos cierto que poseemos dos características inapelables: Nuestra pasión por los autos y el sentimiento irrenunciable por este país y sus intereses.

De allí que nos conmueve sobremanera la proliferación cada vez más notable de los vehículos Toyota en manos del grupo terrorista ISIS, sin dudas, el más enfermizo y sanguinario del planeta, situación que está en boca de muchos y en el cerebro de muy pocos. Porque que una de las automotrices que más beneficios ha conseguido por nuestras latitudes y en especial de nuestras autoridades solvente de manera flagrante el transporte del terrorismo, es muy grave, pero que siga gozando de nuestra permisividad, es sencillamente intolerable.

3

Varias pick ups y vehículos 4×4 de la marca japonesa ya han aparecido en numerosos videos de propaganda que el grupo criminal ha realizado en distintas países del Norte de África, especialmente las camionetas Hilux y SUVs. Land Cruiser.

Si bien el hecho para el ex embajador de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Mark Wallace, el hecho es “muy preocupante”, para nosotros, es insoportable y en todo caso demandamos una explicación del Departamento de Estado, de quienes hace años, sólo tenemos una política exterior plagada de dudas.

En el transcurso del 2014, ya la PRI (Public Radio International) emisora subvencionada por los EE.UU, reportaba que “Los camiones Toyota estaban al tope de las listas de compras del Ejército Sirio Libre y de los Talibanes…” ratificado por Oubai Shahbander un oscuro consejero de la Coalición Nacional Siria basado en Washington.

2

También los ingleses confesaron haber mandado varios vehículos denominados “Non-Lethal Aid” como apoyo a los grupos terroristas Sirios o a países vecinos, de los que son fácilmente trasladados – como podemos ver – a manos equivocadas.

No es necesario agregar; que estos vehículos no son fabricados en Siria o países vecinos, por lo que tampoco sería tan difícil interrogar a la casa japonesa para que informe detalladamente sobre su procedencia, algo que puede llegar a comprometer seriamente a la conducción de la política internacional norteamericana y a la ya desvalida credibilidad de la actual Administración.

468 ad