FORMULA 1

FORMULA 1

Posted by on Jul 21, 2015 in Formula 1 | 0 comments

Murió Jules Bianchi…
Por Juan Carlos Maimone

“La Fórmula 1 de luto, murió Jules Bianchi tras nueve meses en coma…” rezan los titulares de los matutinos sabatinos. “El dolor es inmenso, indescriptible…” pudo esbozar con voz entrecortada Melanie, su hermana de la que recuerdo algún beso furtivo a modo de saludo en alguna carrera de karting en Europa. Su familia y la del automovilismo deportivo está destruida, aunque más allá de este dolor inaudito de los que lo conocimos o de aquellos que han hecho del mundo de la velocidad una pasión, sabemos que los días irán poniendo un manto de silencio a los rumores y el “circo” continuará. Ese circo soez, autoritario, preñado de intereses, capaz de acongojar a los más duros, pero jamás sonrojar a los que lo manejan.

Helmet

Es cierto que hacía 21 años que la categoría no nos quitaba a un piloto; exactamente desde aquel fatídico 1ro. de Mayo en que se nos marchaba Ayrton Senna. Sin embargo; es un poco así como sentirse bien porque tenemos un ojo bueno y otro de vidrio, cuando la pregunta sería, por qué no los dos en buen estado…?

Por supuesto que la FIA, socia ineludible de la hecatombe de la categoría mayor del automovilismo, se lavó rápidamente las manos y salió a invocar artículos, excepciones, estadísticas y culpables que desgraciadamente, desembocan en los únicos indefensos, aquellos a los que no los asiste el menor derecho a defenderse: El muerto y el sentido común…

Que había banderas amarillas desplegadas…? Sí (lo indica el Apéndice H, art. 2.4.5.1.b). Qué no aminoró la velocidad…? Tampoco… Pero esto merece un análisis un tanto más profundo y no tan higiénico para las manos aún ensangrentadas de los descartables que esbozaron el análisis (Ross Brawn y Stefano Domenicali) y de un inútil como destinatario del nivel de Jean Todt al frente del organismo rector.

Untitled-1

Leyendo y analizando con lujo de detalles las imágenes, veremos una bandera verde que flamea en la caseta 12 de la curva 7 durante 53.14 segundos, cuando el accidente de Bianchi se produce a los 30.14 de desplegada la misma. En ese lavado de manos (donde Poncio Pilatos hubiera sido un niño de pañales) y que osaron llamar “informe”, dice que está bien, que esa bandera verde significaba que desde ese punto en más, no había peligro. Un verdadero insulto a la inteligencia, un verdadero sopapo al sentido común. (Foto 1)* Segundos antes del accidente, bandera verde desplegada y semáforos apagados…

Untitled-1

En primer lugar, con ese tipo de precipitación fue una locura autorizar la competencia y más tarde no despachar el auto de seguridad cuando Adrián Sutil se despista, una aberración que pretenden limpiar con estadísticas. Aunque lo peor es, esa bandera verde en una curva totalmente ciega – de ahí que el banderillero está en un montículo y sobre una caseta elevada – . Esa bandera, que siguió flameando altanera por otros 23 segundos, tendría que haber estado 100 o 200 metros más adelante, anunciando “De aquí en más no hay peligro” y no justo encima de donde realmente había un mastodonte de hierro invadiendo la vía de escape. (Foto 2) Momento del impacto el semáforo sigue apagado y la bandera verde desplegada.

Untitled-1

Allí, ese 5 de octubre detuvieron para siempre el tiempo de Jules Bianchi, de toda una familia que debió pagar con el más alto dolor la ineptitud o lo que es peor, los intereses de unos pocos en perjuicio de tantos.

(Foto 3)* Ya todo terminó, aún después del impacto la bandera verde sigue en su lugar y el semáforo apagado.

Decididamente, es hora de revitalizar la categoría mayor del automovilismo deportivo, es hora de que los Ecclestone, los Todt, los Whiting y otros decrépitos dejen sus apoltronados sillones para gente más joven y capaz, preparados para tomar decisiones más allá de los intereses en danza y que no sólo van a terminar con la categoría más sofisticada del automovilismo, si no con la vida y las ilusiones de muchos Bianchis que con todo derecho pretenden ser…

Post a Reply

468 ad