Hecho por profesionales…

VOLKSWAGEN

VOLKSWAGEN

Jul 16, 2016

Como Limpiar Su Imagen…
Por Juan Carlos Maimone

Con más de 18 mil millones de dólares traído de la manos del escándalo de las emisiones y que pesan sobre las espaldas de su economía; Volkswagen encara una nueva política tecnológica que en parte la libere de la mala imagen creada en el mercado norteamericano. Materia pendiente para nada fácil, si tenemos en cuenta la diversidad con la que éste crece ininterrumpidamente acompañado de una gran cantidad y calidad de opciones.

Esta circunstancia, sumada al modo que fue originada y puesta en escena por la casa germana, no solamente hiere sus intereses en forma unitaria, si no que además, se llevó a la zaga a sus otros dos gigantes como Porsche y Audi. Al punto que muchos de estos productos tuvieron que ser retirados del mercado, donde gozaban de muy buen nombre, honor y trayectoria.

Pero para entender la esencia de la situación, tenemos que tener en cuenta y consideración que el sistema implementado en los autos de esta marca, no era casual o de alguna manera defectuoso; muy por el contrario, el mismo se ponía en funcionamiento en el momento que detectaba el analizador de gases. En otras palabras; estaba perfectamente diseñado para funcionar de esa manera totalmente apócrifa.

VW Face Main A

Según el titular del fabricante (CEO) Matthias Muller, el golpe fue muy duro pero asegura que en la misma medida, dejó una gran enseñanza y la casa está decidida a remontarla cambiando literalmente el rumbo y apuntando a una nueva línea de autos eléctricos que se denominará “Together – Strategy 2025” o Juntos-Estrategia 2025, un plan a diez años donde se planea lanzar al ruedo nada menos que más de treinta productos con ese tipo de motorización.

Esta nueva etapa hacia la “e-mobility” incluirá su propia fabricación y producción de baterías para lo que se pronostica invertir miles de millones de la moneda norteamericana e incluiría los automóviles autónomos o sea sin conductor.

El daño está hecho y sus consecuencias en pleno sufrimiento, lo que significa que la nueva instancia será costosa, sobre todo a la hora de “levantar” un nombre hoy casi desahuciado o por lo menos con carácter reservado…

468 ad