Hecho por profesionales…

FORMULA 1

FORMULA 1

May 7, 2014

Antes de España…
Por Juan Carlos Maimone

Dentro del casi tétrico panorama que vive la “nueva” Fórmula 1, deberíamos incluir como prólogo el discurso separatista del Director del autódromo local Salvador Serviá, quien aduce que “Evidentemente, la marca Barcelona vende más que la marca España. Cuando decimos que nos gustaría llamarnos GP de Barcelona es por nuestro éxito comercial hoy en día…” aseveración por demás prejuiciosa y de quien no ve más allá de sus narices. Algo así como un contagio de lo que viene ocurriendo en la categoría mayor, manejada hoy, por aquellos que no entienden razones ni razonamientos.

Así las cosas, los equipos han comenzado desde la primera fecha, a efectuar cambios que – dentro del nebuloso reglamento permite – son sustanciales.

Desde Ferrari que ha propuesto y aún propone distintas mudanzas en lo que tiene que ver con su aerodinámica (pontones laterales y parte frontal incluyendo su alerón) y su parte mecánica (con un nuevo software y gasolina), hasta Lotus con cambios esenciales sobre todo en lo que tiene que ver con sus perfiles, para desembocar en Red Bull-Renault, que ha debido rediseñar su prototipo para adaptarlo más al estilo de manejo de Vettel, todo se fundamenta en el invento tras cada carrera.

Vettel

Por eso y en todo caso, aquel viejo axioma de la categoría vuelve a cobrar vigencia irrefutable hoy, ratificando la necesidad insoslayable de un buen piloto sobre el auto para ejercer alguna diferencia.

Esto nos lleva a repasar en alguna medida el exitismo de tantos resultadistas, que avalados por las estadísticas y la numerología ensalzaron más de la cuenta a Schumacher en su momento o a Vettel más recientemente, cuando en honor a la realidad, el gran piloto se ve sobre un auto pobre al que le logra sacarle resultados medianamente halagüeños, caso Alonso en la Ferrari.

Sobre el mejor chasis y con el mejor equipo, hay una decena de pilotos en total igualdad de condiciones de ganar, de la otra manera, sólo el talento pone a salvo la gestión.

alonso

Con esto no pretendemos degradar de ninguna manera el trabajo de los alemanes y sus respectivos éxitos, pero tampoco debemos obviar que de cuatro clasificaciones Ricciardo fue mejor que Vettel en los autos azules, los resultados de Hamilton y Rosberg (del año pasado) sobre el mismo auto que estuvo en las manos de Schumacher, ni lo logrado por Grosjean sobre el Lotus con respecto a Maldonado. El talento, sigue llamándose por su nombre y no lo compra un “sponsor” por más reglas que pretenda imponer.

De esta manera, sobre autos confusos, plagado de descontentos y no pocas caras largas, llegamos al GP de España, sin menos interrogantes que el primer día y con demasiados pronósticos inciertos como para especular, aunque los resultados registrados hasta hoy parecieran indicar, que hay otra “estrella” en el horizonte catalán…

468 ad