NOVEDADES

NOVEDADES

Posted by on Jun 17, 2013 in featured, Notas | 0 comments

Los Peligros de la Tecnología…
Por John Martin

Es más que evidente que el desarrollo de la tecnología en la industria automotriz, está alcanzando lenta pero paulatinamente la misma transformación que sufriera la aeronáutica a partir de la Segunda Guerra Mundial. Los adelantos se multiplican y la pugna por sumar elementos dentro del habitáculo es cada vez mayor.

Sin embargo; algunos de ellos – más allá de convertirse en un lujo ya de uso permanente – han pasado a ser un peligro que parece haber sido soslayado comprometidamente por los fabricantes que han en forma deliberada o no, equivocado el concepto.

Usar comandos de voz para enviar mensajes de texto y correos electrónicos mientras se conduce un automóvil, es uno de ellos. Algo que se promueve como una alternativa segura y de hecho distrae más a los conductores o es más peligroso que simplemente usar el teléfono celular para hablar, lo que no es un detalle menor.

Phone-3

Según un nuevo estudio de la asociación automovilística estadounidense – que para los que transitamos por muchos años la industria aeronáutica no es ninguna novedad – el tema no pasa por ocupar las manos para el uso del teléfono mientras se conduce, ya que existen dentro de la gran variedad de conductores quienes están capacitados ( o no) para hacer uso de esta alternativa.

El argumento de fondo, es que hay dos sentidos o sensores del cuerpo humano que no pueden trabajar conjuntamente de manera idónea: La vista y el oído…

Cuando el sensor óptico se ve perturbado por la atención a un sonido, su capacidad se disipa en un 75% y viceversa, lo que significa que si estamos atendiendo y procesando la escucha, perdemos conciencia casi total de nuestra visión, algo que ya fue demostrado hace más de cuatro décadas por la Fuerza Aérea de los EE.UU y por los exámenes psicofísicos de la Agencia Federal de Aviación Civil (FAA). En consecuencia y cuando esto ocurre, se pierde control de distancia, dirección y concentración, elementos absolutamente indispensables para estar detrás del volante.

Audiometria

Los fabricantes de autos han estado tratando de impresionar a los compradores de autos nuevos con sistemas de información y entretenimiento, que permiten a los conductores usar comandos de voz para numerosas tareas, desde encender los limpiaparabrisas hasta publicar mensajes en Facebook, ordenar una comida o simplemente charlar con alguien. El argumento de que estos dispositivos son más seguros porque permiten a los conductores mantener las manos en el volante y los ojos en el camino, es absolutamente falso.

En EE.UU. ya existen aproximadamente nueve millones de automóviles y camionetas en las calles o carreteras con sistemas de información y entretenimiento, cifra que alcanzará los 62 millones de vehículos aproximadamente para 2018*.

Cada año en los Estados Unidos mueren 6,000 personas y medio millón más resultan lesionadas a causa de accidentes donde el factor principal que contribuyó en los hechos fue el conducir distraído.

En el 2009, 5,474 personas murieron y 448,000 sufrieron lesiones a causa de accidentes relacionados con manejar sin prestar la atención debida. Otro estudio realizado por “Insurance Institute Highway Safety Motorists” concluyó que conductores que utilizan sus teléfonos celulares mientras conducen un vehículo, aumentan cuatro (4) veces las probabilidades de estar involucrado en un accidente. Mientras que otro informe fehaciente del “Virginia Tech Transportation Institute” concluyó que por cada seis segundos que una persona maneja, recibiendo y enviando mensajes de texto, retira la vista de la carretera por 4.6 segundos. Como ejemplo de lo expuesto, podemos citar que una persona puede cruzar una cancha de fútbol americano (100 metros) en cinco (5) segundos.

Phone-2

Algunas de las circunstancias más frecuentes cuando se conduce utilizando el teléfono con o sin manos son:

– No respetar la prioridad en los cruces o intersecciones una de cada cuatro veces.
– Registrar errores al ceder el paso a otro vehículo.
– No guardar la distancia de seguridad al conducir detrás de otro automóvil.
– Producir giros inapropiados e inesperados
– Manejar a una velocidad inadecuada

*Estudio de la AAA (American Automobile Association) usando como referencia un estudio sobre la industria automotriz.

Post a Reply

468 ad