Hecho por profesionales…

FORMULA 1

FORMULA 1

Mar 27, 2013

Nuevamente Vettel …
Por Juan Carlos Maimone

Las cosas no venían bien a lo largo de la temporada y Silverstone fue una suerte de gota que rebalsó la copa. Semana complicada donde conjugaban la falta de tiempo (la FIA siempre necesita mucho para decidir sus temas) los intereses de la categoría con Bernie a su cuidado que no es poco decir y una marca señera de neumáticos que lentamente, vio como comenzaba a tambalear su marketing a nivel mundial. La seriedad impuesta razonablemente por los pilotos que en su momento pusieron en tela de juicio la fecha, creo que imperó por sobre los otros detalles y de alguna manera – no de cualquier manera – las cosas medio que se acomodaron.

Las tres pruebas previas a la clasificación, fueron esa suerte de respuesta que todos esperaban. Todo estaba supeditado al rendimiento de los neumáticos, como había venido ocurriendo a lo largo de la temporada, pero ahora con visos de materia excluyente y terminante. Que Pirelli haya tenido que producir casi mil neumáticos en 48 horas, me eximen de describir el dramatismo de último momento.

Ahora el tema pasaba por que – remplazada la banda acero por la de kevlar – las gomas tardan mucho más en tomar la temperatura ideal, abriendo un verdadero interrogante.

Vettel

A pesar de ese clima enrarecido, de miradas esquivas y caras por momentos muy largas, la cosa empezó a distenderse cuando después de las dos primeras prácticas, los neumáticos parecían responder y tanto la última sabatina como la clasificación, se desarrollaron casi sin inconvenientes.

Allí como antigua costumbre, aparecieron aquellos que llevan bien puestas las super-licencias en sus bolsillos y con Hamilton y Vettel en los puestos de vanguardias se armó la grilla. Llamó la atención la “quedada” de Nico Rosberg en la Q1, por un error de cálculo de su equipo.

Cuando el domingo se apagaron los semáforos, Vettel salió disparado y se hizo del liderazgo de la carrera – que avalado por una estrategia impecable – no abandonaría hasta el final, salvo en los lapsos de las esporádicas paradas por el cambio de neumáticos. El alemán dominó de manera contundente, para conseguir la trigésima victoria de su carrera, la primera en su tierra.

No contó con la misma fortuna Mark Webber, quien fue “despachado” en la vuelta 9 con la rueda trasera derecha suelta, que no sólo se desprendió en la salida de “pits”, si no que terminó impactando en la humanidad de (aparentemente) un camarógrafo que debió ser hospitalizado.

Kimi

Enorme trabajo de Kimi Raikkonen y Roman Grosjean sobre los Lotus que ocuparon los otros dos escalones del podio. 4to. fue Fernando Alonso, debatiéndose sobre “eso” que Ferrari dice llamar coche, seguidos por Hamilton, Button, Webber, Perez, Rosberg y Hulkemberg como los diez mejores.

Desertó Massa con problemas mecánicos en el cuarto giro, lo que le permite a Mercedes Benz solidificar la segunda posición en Campeonato de Marcas que sigue cómodamente liderado por Red Bull-Renault.

Para destacar; no sólo la estrategia de Red Bull, s no la adaptación a cualquier situación, hasta con neumáticos desgastados, para sustentar así un poderío que hoy por hoy, no ofrece contendientes.

Por parte de los latinoamericanos, buen trabajo de “Checo” que fue 8vo. Gutierrez sin auto, fue 14 y Maldonado sin nada ocupó la casilla 15 de los 19 que terminaron la carrera, a 1m. 9s. del líder.

Alonso

Párrafo aparte para Ferrari, que sigue desperdiciando al mejor de la categoría, sobre un chasis que no está de acuerdo ni con los pilotos, ni con la historia del Cabalino Rampante. No obstante el asturiano se encargó de dejar el record de vuelta para la carrera con 1.33:488 en la vuelta 51.

Triunfo inobjetable Sebastian Vettel que ratifica que por algo está en lo más alto de la temporada y de un Campeonato, que se me antoja cada vez más cerca de sus manos.

La próxima será en Budapest, cuando el 28 de Julio, cuando allí se dispute el Gran Premio de Hungría…

468 ad