24 HORAS de DAYTONA

24 HORAS de DAYTONA

Posted by on Jan 29, 2013 in featured, Notas | 0 comments

Cátedra del Equipo Telmex-Target…
Por Paola Martinez y Juan Carlos Maimone

Si existe algo realmente difícil en el cerrado círculo del automovilismo deportivo, creo que descifrar la personalidad de Juan Pablo Montoya, puede ser una de ellas. Parco, introvertido, por momentos controversial e impenetrable… Sin embargo; sentado detrás de un volante y en el marco que ofrece el multitudinario deporte de la velocidad, seguiré insistiendo en que Juan Pablo, es uno de los dos o tres mejores pilotos en el orden internacional. Esos que hacen siempre la diferencia, que marcan las pautas, que dentro de su esencial agresividad, saben calcular, planificar y definir, en otras palabras, lo que sólo hacen los grandes. Y las 24 Horas de Daytona, fueron otro ejemplo a sumar y que viene a ratificar lo antes expuesto sobre el colombiano residente en Miami.

Pao-JC

No es menos cierto que Chip Ganassi y Feliz Sabatez como directores del equipo Telmex-Target, pusieron sobre los autos, sencillamente a lo mejor del nutrido lote de pilotos de jerarquía presentes en este evento. Con Montoya, Scott Pruet, Darío Franchitti y Scott Dixon a la cabeza, sumando a Charlie Kimball y Memo Rojas, que acompañaron y no desentonaron. Pero a la hora de definir y con tres autos en la misma vuelta después de 24 horas, el tema no fue fácil. Sobre todo si pensamos que en la retaguardia, estaban nada menos que Angelelli (con el Corvette de Wayne Taylor) y Almendinger (sobre el Ford ganador del año pasado) los tres separados por nada. Tal vez hubiera sido imprescindible Oz Negri en la máquina de Shank, pero se fracturó en un entrenamiento y llegó a Daytona a seis días de que le quitaran el yeso, por lo que manejó en intervalos muy reducidos.

Winner

Cuando faltaban casi dos horas, Ganassi mandó al ruedo al colombiano para asegurar, reemplazando a Pruett y allí, Montoya propuso una muestra inapelable de su talento incorregible haciendo tiempos casi de clasificación. Así, implacable y certero, se adueño del liderazgo de la competencia más larga del calendario norteamericano.

Pero no estaba todo dicho; porque cuando faltaban dos vueltas los dos punteros ya no tenían combustible y hubieron de detenerse para sumar el par de galones que los llevaran al final infartante. Y nuevamente el manejo del ex Fórmula 1 en el medio del tráfico hizo empalidecer hasta el más frío o conservador. Después de 709 vueltas a un promedio de 101 MPH (167 KPH) la diferencia fue de escasos 21 segundos, pero los suficientes para alcanzar la victoria.

Winners

Cuando cayó la bandera a cuadros, el box de Telmex explotó literalmente entre aplausos y lágrimas. Entonces todos nos confundimos en abrazos interminables. Con Connie Montoya, Con Carlos Slim (dueño del equipo) con Memo Rojas, con el mismo Chip Ganassi. Ellos festejaban un triunfo trabajado, planeado, sufrido, pero en todo caso, totalmente merecido. Yo en lo personal, agradecido por el halago de haber compartido ese rincón emocionante, aunque más allá del momento vivido, ser testigo indudable de una clase magistral de manejo, de cómo llevar un auto sufrido en los momentos más decisivos, de cómo rematar una carrera.

Dion

En la categoría menor, los Audi volvieron a mostrar todo su poderío y dejaron un 1- 2 histórico, con Dion Von Moltke a la cabeza, junto a Albuquerque, Jarvis y Mortara en el auto ganador.

Allá arriba, en lo más alto del podio, la algarabía de los chicos de Montoya agitando las banderas (Sebastián ya ganó su primera válida de Karting), los ingenieros, los mecánicos y los jefes de equipo abrazados en el festejo. Un festejo que tal vez mañana, cuando se acallen los rumores, pasarán a ser parte de la anécdota o de la estadística como el tercer triunfo de Montoya en la legendaria carrera, aunque ni una ni la otra reflejarán el verdadero condimento del triunfo, sólo lo llevaremos grabado en la memoria los que allí tuvimos la suerte de estar y de vivir algo para no olvidar…

Winners

Post a Reply

468 ad